VÍDEOS ORCA-FILMS

Loading...

viernes, 27 de abril de 2012

LOS DOCUMENTALES DE HISTORIA NATURAL TAMBIÉN SOMOS CINE

 Hoy hemos tenido el gran honor de ser invitados a conocer la ACADEMIA de las ARTES y las CIENCIAS CINEMATOGRÁFICAS de ESPAÑA con el académico Don PEDRO EUGENIO DELGADO, director y guionista de cine y escritor. Allí pudimos departir también con Don ENRIQUE BOCANEGRA, otro ilustre miembro de la Academia, sobre diversas posibles acciones para apoyar la presencia de los DOCUMENTALES de HISTORIA NATURAL en el entorno cinematográfico, en el que, según nuestra opinión, se encuentran en un lugar que no les corresponde (evito el aborrecible "posicionados", palabra que no existe). Honor y privilegio refrendado y rubricado por la presencia imponente de una auténtica cámara original de las fabricadas por los franceses hermanos LUMIÉRE, y cuyo nombre CINÉMATOGRAPHE, fue el origen del arte homónimo. 
En el plató de VILLANUEVA tras una entrevista para el Festival
KERYGMA AWARDS con sus promotores Don José Pedro
Manglano y Don José Bernardo San Juan
Frente a ella recordamos a JACQUES YVES COUSTEAU, un documentalista de Historia Natural que, a pesar de ello (obsérvese la fina ironía) ganó dos premios OSCAR de Hollywood (1956 con el documental El Mundo del Silencio y 1964 con Un Mundo sin Sol) y una Palma de Oro en CANNES. También observamos que, más recientemente, el ex futuro presidente de Estados Unidos, AL GORE, se ha constituido en el único ser humano que ha ganado un OSCAR y un NOBEL, y ambos ¡¡por un solo documental!! (Una Verdad Incómoda). Por alguna extraña razón, en España los que hacemos películas documentales de Historia Natural parecemos no existir para varias industrias: ¿somos cine? (frecuentemente ignorados por los Premios GOYA hasta este año), tampoco somos del todo televisión (no nos veréis en los Premios TP o en los de la Academia de Televisión) cuyos miembros no parecen distinguir entre un reportaje y un documental (el primero es un programa y el segundo es una película), y tampoco somos Ciencia (la divulgación, vital para la concienciación y la conservación, es ignorada a favor de la investigación pura). Sin embargo, algunas de las personas más influyentes del siglo XX y lo que va del XXI son documentalistas (Cousteau, Attenborough, Félix Rodríguez de la Fuente, Al Gore...). Estamos pues de Cruzada por la causa para explicarles a los profesionales de los tres medios que existimos, que nos han reconocido internacionalmente, y que la BIOLOGÍA y la IMAGEN son dos temas muy serios, y más cuando van juntos. Una de las poderosas razones que esgrimimos a menudo es la tan cacareada queja acerca de que los contenidos del cine y la TV son anti educativos, faltos de valores y solo centrados en sexo y violencia: "nosotros no vemos la tele" dicen a menudo padres orgullosos de ello, como si fuera el síntoma de algo bueno. La TV y el cine no son malos, lo son a menudo sus contenidos. Para mejorarlos ¿se nos ocurre algo mejor que promocionar las películas documentales bien hechas?, ¿han visto ustedes la expresión de un niño frente al televisor cuando un lobo aúlla o un delfín salta?. Incluso si, efectivamente, quieren sexo y violencia, les puedo mostrar lo que hacen los leones y es insuperable al respecto. Pero no, los festivales de cine españoles solo premian a un documental si habla de guerras, malos tratos, terrorismo, inmigración, drogas o poetas muertos. Ahora resulta que es más cine rodar en un suburbio de Barcelona que en Patagonia, y más difícil montar una secuencia de yonquis que una de orcas. Elegimos mal lugar para nacer, en el mundo anglosajón, en el francófono y hasta en el germano, los osos, los tiburones y los chimpancés son estrellas de primera línea, tan dignos al menos como Lorca o el Che Guevara. ¿qué grupo de pensamiento ha vendido con tanto éxito en su paquete ideológico que los documentales de temática ambiental son de segunda clase? 
Además de los mencionados Al Gore y Cousteau (que, por cierto, era tan popular en todo el mundo, que le llamaban Captain Planet y le invitaban a las cumbres de mandatarios junto a los estadistas internacionales para opinar sobre los temas más importantes), tuvimos a nuestro Félix Rodríguez de la Fuente, el hombre más respetado e influyente de su tiempo en España, que también estrenó en el cine su película largometraje ALAS y GARRAS con la que ganó, entre otros muchos premios, uno en el Festival de Cine de Gijón. De su popularidad dan fe algunos datos curiosos, como el de ser reconocido en España desde 1971 hasta 1974 como "el personaje más famoso después de Franco", o que según un estudio, el 70 % de los estudiantes de Ciencias Biológicas en España en su tiempo decían hacerlo por su influencia, además de que su serie El Hombre y la Tierra ha sido vista por millones de personas en los cinco continentes. Entonces ¿porqué pasa esto ahora en España?. Hemos inventado un término para definirlo, el FELIXISMO, a saber: la repentina muerte de Félix dejó huérfanos a millones de seguidores, pero dejó algo más, un efecto no deseado, varios intentos de ocupar su lugar en el Olimpo de las gentes, llevados a cabo por personas cuyo afán no era el ser tan buenos como él, sino simplemente el de ser tan famosos. Surgieron durante decenios una suerte de Belenes Esteban de la naturaleza, muchos de los cuales aún colean: los NATURALISTOS. Sin preparación cinematográfica, ni audiovisual, ni científica, ni periodística, y lo que es peor, sin el más mínimo atisbo de talento alguno. En mi opinión acabaron con el público español, lo agostaron, consiguieron engrandecer a Félix más que nunca, hasta el punto de que sus películas se siguen vendiendo y emitiendo. Algunas voces dicen ¿porqué no se hace esto de nuevo?, ¿no hay ningún nuevo Félix de verdad?. Tratamos de reparar este daño, los de Félix eran tiempos de un solo canal de TV, ¡uno solo!, es decir, todo el país veía exactamente lo mismo, ¿es imaginable un fenómeno así con decenas de canales?, lo es, pero hace falta llevarle a la gente lo que está demandando. Que la necesidad existe lo demuestra el renacimiento, tímido pero existente, de similares personajes, como el señor Punset, por ejemplo. Y así, tratando de convencer a tirios y troyanos de que los documentales de Historia Natural también existen  nos seguimos preguntando porqué a tanta gente del medio audiovisual la HISTORIA DE LA VIDA (ahí es nada) les sigue pareciendo un contenido poco "intelectual" (en un examen de bioquímica los quería yo ver), o sin importancia, o secundario, comparado, por poner un ejemplo, con la fascinante vida de un trompetista cubano. 

Entrevista para promo KERYGMA AWARDS
Si la cámara cinematográfica de los Lumiére que nos contemplaba en la Academia pudiera hablar, nos hubiera dicho que fue inventada para rodar DOCUMENTALES, sus primeras imágenes fueron de comportamiento humano, de países lejanos, tribus y costumbres exóticas. Que ganó a su competidora, la llamada KINETOSCOPIO que inventó casi simultáneamente el norteamericano Thomas Alva Edison, gracias a que ella era ligera, transportable y además podía proyectar también (esto causó gran impacto a los aborígenes). Sin embargo para mover un Kinetoscopio hacían falta varias personas, no era operativo para viajar con él. Gracias a los documentales pues, esto se llama Cinematografía, y no Kinetografía, y Brad Pit no es una estrela del KINE.
Y tras la visita a la Academia, entrevista en el Plató de VILLANUEVA para la promo del Festival KERYGMA AWARDS.



3 comentarios:

Documentales dijo...

Me ha gustado mucho leer este artículo, pero me duele intuir que no tendrá mucho alcance. Debería publicarse en un medio de altísima divulgación.
Eduardo Barrachina

Rafael dijo...

Entrada acertadísima. Tiene toda la razón, los documentales deberían estar en primera fila en todo lo que se refiere a artes cinematográficas, tanto de cine como de televisión.

Y respecto a Félix Rodríguez de la Fuente, lo mejor es reconocer la unicidad de su persona, no tratar de repetirlo. Una cosa es la sana emulación y otra, como bien dice, pretender sustituirlo. Era único.

Enhorabuena por esa labor que realiza.

Eduardo Rojas dijo...

Excelente artículo. Lo ha expresado de forma clara y contundente. Para demostrar más aún el desprecio por parte de la Academia de Cine Español por este tipo de documentales, cabe apuntar que en unos premios tan mediáticos cómo los Oscar a lo largo de su historia han sido premiados más de mediada docena de documentales de historia natural.

Le incluyo en la lista de favoritos de mi blog Plano Detalle dedicado al cine de divulgación científica y cultural, al cual le invito visitar.

Un saludo y enhorabuena por su trabajo.